Inicio / MUSICA / Dillom: «Me gusta demostrar la versatilidad que tengo para hacer música distinta»

Dillom: «Me gusta demostrar la versatilidad que tengo para hacer música distinta»

Dillom
Foto: Nasty Chinchilla

Cuando parecía que Dillom había encontrado la receta del hit y volvería a repetir la fórmula, apareció con un plato que no figuraba en el menú de nadie. El trapero dejó de lado los bajos saturados, las barras crudas y los gritos eufóricos para preparar una salsa fresca, ideal para degustar en lo que queda de verano. Y es que con “Sauce”, el artista integrante de la Rip Gang se animó a combinar ingredientes para él atípicos, que le permitieron asomarse a nuevos universos musicales.

En su flamante lanzamiento, el joven de 20 años suelta versos armoniosos sobre un beat funky groovero con tintes de house. Producido por Punga y Fermín Ugarte, el single da cuenta de la evolución de uno de los exponentes más interesantes de la música urbana. El track fue además mezclado por Santiago De Simone y masterizado por Mike Bozzi (reconocido por su trabajo en discos de The Weeknd y Kendrick Lamar).

La canción se completa con un videoclip dirigido por Juanita y Nasty Chinchilla, que mantiene el ADN de las producciones anteriores de la crew. El material audiovisual cuenta con las participaciones de Saramalacara, Molok0, MHtresuno y Ugarte, quienes acompañan en una limusina al protagonista del tema en un lujoso recorrido por la ciudad. El video superó el millón de reproducciones en YouTube a los pocos días de ser publicado.

Con esta arriesgada apuesta, Dillom no solo se da el gusto de indagar en nuevos géneros, sino también el de incluirse en su propia playlist funky. «Tengo en Spotify una lista legendaria que ya tiene sus seguidores y todo -cuenta orgulloso-. Se la paso a gente de mi círculo que la tiene guardada y la escucha, y finalmente pude agregar un tema mío».

¿Por qué decidiste experimentar con el funk?
Siempre me re gustó el funk. Hubo una época, que creo que fue justamente cuando me puse a armar la playlist, en la que me puse a escuchar a full temas de Daft Punk con Pharrell Williams, Marvin Gaye, Chic, Bee Gees y todas esas bandas de esa época que a mí me flashean. Eso hizo que me dieran unas re ganas de hacer un tema así, que obviamente es difícil porque esos artistas tienen un groove que es jodido de lograr.

¿Cómo fue el proceso de composición y de grabación de “Sauce”?
Me junté con Punga en su casa, sin tener idea de qué íbamos a hacer. Yo le dije que estaría bueno hacer algo funky, con unas guitarras. Ahí empezamos a hacer el beat juntos, más que nada él obviamente, y lo fuimos tirando para el house. Me puse a escribir la letra y la terminamos esa misma noche, lo grabamos y lo dejamos ahí. Hicimos un par de tomas pero no le encontrábamos la vuelta para que sonara bien, así que como nos quemamos, lo dejamos ahí cajoneado un año sin hacerle nada. En los últimos meses, yo ya había empezado a laburar con Fermín y se me ocurrió llevárselo para meterle un aire fresco y tener la opinión de alguien de afuera, porque nosotros ya habíamos perdido el criterio de tantas veces que lo habíamos escuchado.

Contaste en Twitter que lo grabaste más de diez veces. ¿Por qué fuiste tan meticuloso?
Como no soy cantante, me costaba un huevo llegar a muchas notas. Fermín me coacheó con la voz, y lo grabé con mil micrófonos y en mil lugares distintos, de principio a fin. Fue el tema que más grabé en mi vida pero quedó perfecto.

Si bien en “Rápido” junto a Molok0 tuviste una primera aproximación al canto, esta vez te mandaste de lleno. Incluso tiraste unos falsetes. ¿Tuviste o estás teniendo algún tipo de formación vocal?
Estoy viendo de empezar clases de canto porque me encantaría aprender algunas técnicas para tener más herramientas. No creo que cante bien. No me considero un virtuoso de nada. Hago beats y toco el bajo y la guitarra, pero no parece que lo haga bien. Soy alguien que tiene buen gusto u oído para, con pocos recursos, hacer sonar bien algo. A cualquier instrumento que me pongan enfrente voy a buscarle la vuelta para hacer música de alguna manera. Con “Sauce” me costó un poco más porque significó un cambio de género rotundo, y con una letra más cursi, porque de última yo hago cosas más melódicas pero las letras siguen siendo medio mala onda.

Mucha gente se sorprendió, no solo por cómo cantás, sino también porque te las jugaste a publicar una canción muy distinta a las que estabas acostumbrado a sacar. ¿Surgieron inseguridades al no saber cómo iban recibir tus seguidores este nuevo tema?
Estaba inseguro porque la música no es algo fijo que uno tiene escrito. Hacés algo y, según la repercusión que tiene eso, quizás los planes que tenías quedan obsoletos. Me pasó, por ejemplo, con “Dudade”. Yo saqué ese tema sin muchas ganas porque no era algo que me representara pero los chicos me convencieron, y además intuí que podría gustarle a la gente. Lo escuché y tenía pinta de que le iba a ir bien pero nunca pensé que iba a tener la repercusión que tuvo, al punto de pasar a ser mi mayor hit. Después de eso tenía planeado sacar “Sauce”. Entonces me entró inseguridad de salir con un tema que no tuviera nada que ver, y que la gente estuviera esperando que hiciera “Dudade 2”. Tuve esa inseguridad por momentos. También pensé que como a “Dudade” le había ido recontra bien, podía darme el lujo de que a “Sauce” le fuera mal porque me respaldaba tener un “Dudade” atrás.

Muchos dicen que “Sauce” es el mejor tema que hiciste, ¿estás de acuerdo?
No sé si estoy de acuerdo porque conozco temas míos que no salieron que me gustan más, pero de los que tengo sacados, quizás a nivel calidad, es de los mejores por lejos. Leí muchos comentarios que pedían más temas así, que me decían que siguiera experimentando y eso le da a uno una cintura para poder hacer lo que tenga ganas, una libertad y una seguridad para seguir experimentando que a mí es algo que me gusta. Me gusta demostrar la versatilidad que tengo para hacer música distinta.

Hablás de temas que aún no salieron. ¿Estás trabajando en un disco?
Todavía no lo terminamos pero adelantamos bastante. Viajamos a Chascomús con Luis Lamadrid, Evar y Fermín para hacerlo ahí. Alquilamos unas cabañas y llevamos el estudio. Creamos todo de cero. Hicimos muchos temas y tuvimos libertad absoluta para poder crear sin límites de géneros. Estuvo bueno porque va a haber una mezcla muy loca en los temas que se vienen. Tengo pensado en lo posible sacar el disco a mitad de año y va a ir por esa línea de jugar con todos géneros y sonidos nuevos.

Ya hiciste trap, punk y ahora funk. ¿Qué otro género te gustaría hacer?
Me gustaría hacer una cumbia villera, pero es difícil de encarar para que no sea recontra cringe. Si algún día lo hago, lo intentaré hacer bien o no lo haré. Es jodido meterse en un género al que uno no pertenece, como la cumbia que pasa por lo social, sin caer en la apropiación.

En una entrevista dijiste que tus temas eran ideales para saltar con la gente, poguear y hasta golpearse. ¿Para qué sentís que es «Sauce»?
Para la parte del cierre del show, con encendedores en el aire. Creo que le va a dar a mis recitales la parte emotiva que no tienen. Yo vengo tocando casi siempre con Muerejoven y son temas al palo, uno atrás del otro, que me encantan, pero el día de mañana, cuando saque mi disco, ya voy a empezar a hacer mis propias fechas y quiero armarlo un poco más para que tenga momentos recontra arriba, momentos tranquilos y momentos más emotivos. Armar una experiencia completa.

En febrero tienen con Muerejoven un tour por Rosario, Córdoba, La Plata y Buenos Aires. ¿Qué va a poder ver la gente que vaya a esas fechas?
Obviamente que no va a ser lo mismo porque los shows de nadie son lo mismo. Como lo más atractivo de nuestras fechas es ir y cagarse a piñas, estamos buscándole la vuelta para hacer algo distinto a lo que venimos haciendo, que es lo que siempre priorizamos, que sea distinto, y meterle algún valor agregado para hacer valer la entrada que paga cada uno. Tenemos varias ideas recontra copadas así que va a estar buenísimo, seguro. Le vamos a encontrar la vuelta para que salte cada uno en su cubito, pero que de alguna manera salte o sienta algo.

Dillom y Muerejoven se presentarán el 20 de febrero en el Centro Cultural Güemes (Rosario), el 21 de febrero en Club Paraguay (Córdoba), el 26 de febrero en el Teatro Ópera (La Plata), y el 28 de febrero en el Hipódromo de Palermo (CABA). Escuchá a «Sauce» en plataformas de streaming (Spotify, Apple Music).

Ver más noticias en Indie Hoy.

Compruebe también

Dos chicas ganaron un concurso de rap para concientizar sobre el ciberbullying

Dos chicas ganaron un concurso de rap para concientizar sobre el ciberbullying

Por primera vez dos chicas ganaron las categorías principales de Rap Digital, el concurso organizado …

9 lanzamientos argentinos para escuchar esta semana: Santiago Motorizado, Un Muerto Más, O.L.I.V.I.A. y más

9 lanzamientos argentinos para escuchar esta semana: Santiago Motorizado, Un Muerto Más, O.L.I.V.I.A. y más

Desde el nuevo single de Los Siberianos hasta el más reciente de Alan Sutton y Las Criaturitas …

Dejanos tu comentario