Cuánto cobran las monjas en los conventos siempre ha sido un misterio. Hasta que una religiosa lo ha resuelto en YouTube

Cuánto cobran las monjas en los conventos siempre ha sido un misterio. Hasta que una religiosa lo ha resuelto en YouTube

Sor Marta es monja. Y una creadora de contenido de cierto éxito, con 32.700 seguidores y casi 270.000 «me gustas» en TikTok. Si durante las últimas semanas ha acaparado titulares y su imagen ha aparecido en medios de todo el país no es sin embargo por su huella en redes, sino la pregunta que aborda en uno de sus vídeos con más visualizaciones: «¿Cuánto cobra una monja?» La pieza es muy breve, de un minuto escaso, pero abre una valiosa ventana a cómo se ganan la vida la propia sor Marta y las restantes miles de monjas y monjes que residen en España.

Va un espóiler: no se salvan de hacer la trimestral.

«¿Cuánto cobra una monja?» Ese es el título de uno de los vídeos colgados en TikTok y YouTube por sor Marta, una monja benedictina del Monasterio de Santa Cruz de Sahagún, León, que sube a sus canales piezas en las que habla sobre cómo es la vida y el día a día de las religiosas. Y sin tabúes. Entre otras cuestiones, ha reflexionado sobre la relación entre ciencia y fe, tatuajes o sexualidad.

En esta grabación en cuestión, la joven benedictina responde a un usuario de TikTok que le preguntó por una de las incógnitas que más curiosidad despierta sobre la vida en los conventos: ¿Tienen sueldo las monjas? Y en caso de que así sea, ¿Cuánto ganan? ¿Cómo consiguen ese dinero? ¿Y cómo lo gestionan? A lo largo de un minuto sor Marta aclara (casi) todas esas preguntas.

«Somos autónomos». El primer punto que deja claro es que, cuando de remuneración se trata, en la Iglesia hay una diferencia clara entre los sacerdotes y los monjes y monjas. Los primeros tienen un sueldo asignado por el obispado, que se encarga —señala la youtuber— de velar tanto por «su espiritualidad» como por que «puedan vivir». La cosa es bastante distinta en el caso de los segundos. «Somos autónomos totalmente», revela sor Marta: «No recibimos ningún sueldo de ningún sitio. Ni del Estado, ni de la ‘X’ de la Iglesia, ni del obispado, ni de nada».

¿De dónde viene el dinero? Que no reciban dinero no significa que no lo necesiten, así que la pregunta es obvia… ¿De dónde lo sacan las monjas y frailes? Hay varias vías para conseguir fondos, aclara Sor Marta. Algunos monjes y monjas imparten clases en colegios e institutos y perciben un sueldo como maestros, pero en esos casos su remuneración es única y exclusivamente por eso: el trabajo que desarrollan en las aulas. Sus nóminas no tienen nada que ver con su condición de religiosos. Al resto, que no ejerce esa clase de labores fuera de los muros del convento, no les queda más remedio que buscar otras vías de ingresos.

«En nuestro monasterio, que no damos clase ni nada de eso, recibimos dinero de los dulces, del museo, de la cosmética… de lo que vendemos», relata Sor María. En su perfil de YouTube hay de hecho un link al Monasterio de Santa Cruz de Sahagún en el que se puede encontrar información sobre su hospedería, su museo de arte y su tienda, en la que anuncian dulces y licores, cosméticos, pulseras, postales, libros y artículos religiosos como cruces, medallas o rosarios. Según detalla el monasterio en su web y perfil de X, se fundó en 1546 y a día de hoy acoge a 11 religiosas.

Captura De Pantalla 2024 04 23 144955

Click en la imagen para ir al tweet.

Ora, labora… y cotiza. Al otro lado de los muros del convento buena parte de la vida de las religiosas se centra en el rezo, la contemplación y la vida en comunidad, pero eso no quita que las religiosas deban encargarse de algo tan mundano como pagar sus impuestos y cumplir con la administración. Lo explica sor Marta, quien recuerda que como trabajadoras por cuenta propia que son a ella y el resto de sus hermanas les toca, entre otras cosas, tramitar el pago del IVA o cubrir el modelo 130. En 2019 había 11.000 religiosos tributando en España bajo ese epígrafe.

«Estamos dadas de alta como autónomas y pagamos la Seguridad Social. Cotizamos todos los meses para luego tener jubilación. Es decir, una monja, si no tiene ningún sueldo por fuera, tiene sueldo fijo cuando se jubila», bromea.

Buscándose la vida… en Airbnb. Que vivan en comunidades con siglos de historia y sean conocidas sobre todo por su repostería y trabajos artesanales no quita que las monjas se busquen la vida tirando de la tecnología del siglo XXI. Y no solo con tiendas online. Lo demostraban hace unos meses las hermanas clarisas de Santa María de Jesús, en Sevilla, que tras probar con mayor o menor fortuna en el negocio de la encuadernación, la lavandería y la repostería decidieron apostar por una nueva fuente de ingresos: el alquiler en Airbnb. Con ayuda de colaboradores, empezaron a arrendar en la web varias de las viviendas de su convento.

Unas monjas de clausura de Sevilla necesitaban dinero. Así que convirtieron un convento del siglo XVI en un Airbnb

En Xataka

Unas monjas de clausura de Sevilla necesitaban dinero. Así que convirtieron un convento del siglo XVI en un Airbnb

Pero… ¿Y en euros contantes y sonantes? Sor Marta no va más allá en su vídeo. No habla de cifras. Aunque ella no es la única que ha aportado pistas sobre cuál es la situación financiera de los religiosos. En 2014 el diario ABC publicaba un artículo en el que concretaba que las monjas y frailes, como tal, «no cobran nada» y viven de su profesión o la comercialización de productos, incluidas hostias para la Eucaristía y ornamentos litúrgicos. Otra información publicada por la SER en 2011 concretaba que, debido al voto de pobreza, quienes tienen trabajos fuera no suelen disponer de sus sueldos de forma individual, sino que lo ceden a la orden.

Situación distinta es la de los curas. En 2020 la Archidiócesis de Sevilla publicó una nota en la que informaba de los sueldo de sus sacerdotes, incluido el del propio arzobispo y obispo auxiliar. Las cifras: los primeros percibían 900 euros brutos al mes y los segundos, con cargos más elevados en la jerarquçoa eclesial, 1.258 euros, cantidad que no había variado desde 2016. En 2021 The San Diego Union-Tribune deslizaba que los salarios que perciben los cardenales en el Vaticano pueden ser sin embargo muy superiores, con pagos de varios miles de euros mensuales.

«Cada convento encuentra su medio». Sobre la situación de las monjas se pronunciaba también en 2021 Donne, Chiesa, Mondo, que en su nº 104 exploraba En la retribución de las religiosas: «Cada convento y cada congregación encuentra sus propios medios de subsistencia e ingresos, cada monja y hermana regula su vida y trabajo, y se relaciona de manera diferente con el mundo de la producción y consumo», recoge la publicación, citada por la web especializada Aleteia.

La publicación italiana apunta también a la situación que afrontan algunas religiosas sometidas a altas cargas de trabajo sin limites claros. «La hermana se encuentra con que tiene que trabajar hasta tarde de noche o los fines de semana, sin tiempo para ella o su congregación. Y con que ni ella ni el superior tienen un texto escrito al que referirse», recoge una de las religiosas que entrevistó. De ahí que señale la utilidad buscar acuerdos sobre salarios, horarios y tareas.

Imagen | Iglesia en Valladolid (Flickr)

En Xataka | Vivir en un convento en 2019: 5.000 fans en Facebook, hostias online y una plegaria a las telecos, «que alguien nos ponga fibra»


La noticia

Cuánto cobran las monjas en los conventos siempre ha sido un misterio. Hasta que una religiosa lo ha resuelto en YouTube

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Carlos Prego

.

Compruebe también

El ejército ruso está transformando blindados en “tanques tortuga”. La razón: protegerse de los drones ucranianos

El ejército ruso está transformando blindados en “tanques tortuga”. La razón: protegerse de los drones ucranianos

La invasión rusa de Ucrania está a un paso de cumplir dos años y tres …

Estos dos lenguajes de programación de la década de 1950 siguen haciendo historia: vuelven a estar entre los más populares del mundo

Estos dos lenguajes de programación de la década de 1950 siguen haciendo historia: vuelven a estar entre los más populares del mundo

El mundo de la programación está en constante evolución, por lo que mantenerse informado de …

Dejanos tu comentario