Acabamos de encontrar uno de los ecosistemas más extremos de nuestro planeta. Está debajo del lecho marino

Acabamos de encontrar uno de los ecosistemas más extremos de nuestro planeta. Está debajo del lecho marino

La vida en nuestro planeta se abre camino en los lugares más insospechados. También lugares donde no se nos había ocurrido mirar hasta ahora o, cuanto menos, donde no se nos ocurriría buscar organismos complejos como animales.

Debajo de las profundidades. Un equipo de investigadores ha descubierto todo un ecosistema bajo el lecho marino, en las cavidades por las que las fuentes hidrotermales filtran agua caliente y otros compuestos al océano. Los investigadores no sólo encontraron bacterias sino también algunos animales, lo que muestra la complejidad de este entorno.

Estas fuentes forman parte de un complejo geológico formado por un volcán subacuátido situado en el océano Pacífico, en la dorsal del Pacífico Oriental, también conocida como la cordillera Isla de Pascua.

Se trata de una región bien documentada, sin embargo, como señalan los responsables del nuevo estudio, hasta ahora nadie había realizado una búsqueda como ésta. El estudio fue realizado por un equipo internacional de investigadores embarcados en el buque Falkor (too) del centro de investigación marítima Schmidt Ocean Institute.

Seguimos descubriendo nuevas y monstruosas especies en las profundidades del mar. La última: una estrella de 20 brazos

En Xataka

Seguimos descubriendo nuevas y monstruosas especies en las profundidades del mar. La última: una estrella de 20 brazos

Un ecosistema con dos caras. Según explican los responsables del estudio, este descubrimiento nos ayudará a expandir lo que sabíamos de la vida marina en zonas hidrotermales como ésta.

“Existen dos hábitats en las fumarolas. Los animales hidrotermales encima y debajo de la superficie prosperan juntos al unísono, dependiendo del fluido hidrotermal procedente de abajo y el oxígeno del agua marina de arriba”, explica Monika Bright, investigadora de la Universidad de Vienna y miembro del equipo responsable del descubrimiento.

Entre los animales que descubrieron en el entorno el equipo destacaba los gusanos de tubo (categoría que abarca especies como el Riftia pachyptila). Los gusanos descubiertos podrían alternar entre la superficie del lecho marino y los conductos hidrotermales a lo largo de sus distintas fases de desarrollo.

Vida Hidrotermal 2

Jaulas empleadas para el estudio del subsuelo marino. Schmidt Ocean Institute.

Vida Hidrotermal

Pulpo y gusanos de tubo en las profundidades oceánicas. Schmidt Ocean Institute.

La jaula. Para su investigación el equipo se valió de una curiosa metodología. Primero retriraron todas las formas de vida del lecho marino a estudiar. Apoyaron unas cajas cúbicas cerradas por cinco de sus lados y abiertas hacia el suelo. Utilizaron un tinte para asegurarse de que podrían identificar cualquier animal restante en esa zona y esperaron varios días.

Pasado ese tiempo comprobaron que la vida había proliferado en la caja. El motivo: varios animales habían llegado a la zona desde debajo del lecho marino, el único lado abierto que quedaba en la caja experimental.

Para llevar a cabo toda esta operación a 2.500 metros de profundidad los investigadores recurrieron al sumergible operado a distancia (ROV) SuBastian del Schmidt Ocean Institute.

Un continente inexplorado. Las profundidades oceánicas aún guardan muchos misterios. Y resolverlos es una carrera contrarreloj debido a los rápidos cambios a los que se enfrenta el entorno marino. Cambios propiciados, en buena parte, por el ser humano.

“Los descubrimientos realizados en cada una de las expediciones del Schmidt Ocean Institute refuerzan la urgencia de explorar plenamentenuestro océano de forma que sepamos qué existe en las profundidades del mar”, señalaba en una nota de prensa Wendy Schmidt, presidenta del organismo.

Del océano al espacio. Conocer la vida en estos entornos va más allá de nuestra curiosidad por conocer nuestro propio planeta. Puede también servirnos en la búsqueda de vida fuera de éste. Además de animales los investigadores encontraron organismos como bacterias quimiosintéticas.

Estas bacterias aprovechan los minerales de su entorno para obtener la energía que necesitan, pudiendo subsistir en las profundidades del océano sin necesidad de luz. Las fuentes hidrotermales de las lunas heladas de nuestro sistema solar son uno de los lugares que podrían permitir a la vida prosperar fuera de nuestro planeta. Conocer estos entornos en la Tierra nos facilitará en el futuro esta búsqueda.

En Xataka | Los calamares gigantes son uno de los grandes misterios de los mares. El último descubrimiento: son unos cazadores fieros

Imagen | Schmidt Ocean Institute


La noticia

Acabamos de encontrar uno de los ecosistemas más extremos de nuestro planeta. Está debajo del lecho marino

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Pablo Martínez-Juarez

.

Compruebe también

No es tu impresión: cada vez se lanzan menos móviles y tenemos los datos que lo confirman

No es tu impresión: cada vez se lanzan menos móviles y tenemos los datos que lo confirman

Hace justo diez años, en la prensa tecnológica andábamos algo saturados. La telefonía móvil era …

China quiere participar en la carrera del vídeo generativo: acaba de lanzar su primera serie de animación creada con IA

China quiere participar en la carrera del vídeo generativo: acaba de lanzar su primera serie de animación creada con IA

Estamos presenciando en directo cómo la inteligencia artificial está cambiando muchos aspectos del mundo en …

Dejanos tu comentario